opp

Organización  Política  Proletaria OPP

7 dic. 2013

Por cansancio, difieren diputados aprobar la ley federal de consulta popular

ntrada la madrugada del viernes, en el pleno de la Cámara de Diputados, la mesa directiva y el PRI decidieron diferir la aprobación de la ley federal de consulta popular para el martes próximo, con el argumento de que entre legisladores comenzaba afectar el cansancio y el desorden.

Ricardo Anaya, presidente de la Cámara, anunció –una vez que fueron votadas la ley en materia de iniciativa ciudadana e iniciativa preferente y la modificación al artículo sexto constitucional en materia de derecho de réplica– que el tema de la consulta popular no se tocaría y su debate y discusión se trasladaría a la semana próxima.

Al inicio de la maratónica sesión del jueves, primero se desahogó la reforma político-electoral, después la reforma constitucional al artículo sexto en materia de derecho de réplica y posteriormente la iniciativa ciudadana y la preferente. Tocaba entonces la aprobación de la ley de consulta popular. Pasaba de la una y media de la madrugada del viernes, pero el presidente de la mesa directiva, Ricardo Anaya, anunció que diferiría ese tema para su votación el martes próximo.

En seguida el coordinador del PRD, Silvano Aureoles, se opuso a la determinación de Anaya. Él había obligado a sus compañeros de bancada, que presentaron reservas para modificar esa ley, a que las retiraran para agilizar su procesamiento y concluir la sesión con la ley federal de consulta popular aprobada. Con enojo sus correligionarios aceptaron la sugerencia del michoacano y ya no hicieron más por cambiar el contenido del documento.

La promesa del PRI y el PAN a Aureoles de resolver tan importante tema no se cumplió, y éste, desesperado, argumentó desde su curul –a la manera de un predicador– que estaba siendo ignorado.

Fue Luis Alberto Villarreal, el coordinador panista, quien expuso el porqué no se aprobaría al iniciativa. Hemos cambiado el orden del día porque no hemos encontrado en las pasadas seis horas un acuerdo que nos permita dar a este país una consulta como la que México y los mexicanos se merecen. Solicito al resto de los compañeros que se acepte el trámite (...) propuesto en el sentido de que cerremos esta sesión, y en el compromiso de que el próximo martes sea el primer tema.

El petista Manuel Huerta acusó a los coordinadores legislativos de estar hechos bolas. Y señaló a Silvano Aureoles que hay que decir: te metieron un gol; la regaste; no te das cuenta ni de lo que firmas. Lo mismo le ocurre al PAN, y el PRI es gandalla.

De inmediato el coordinador legislativo del PRI, Manlio Fabio Beltrones, solicitó participar y, aludiendo a lo que acababa de escuchar de Huerta, manifestó: Como es obvio, con estas últimas intervenciones, se nota cansancio en cada uno de los que hacen uso de la voz. Y en el trámite que está usted poniendo a consideración, el PRI está de acuerdo en aceptarlo, porque está convencido adicionalmente un compromiso con la ley federal de consulta popular que se haga adecuadamente y en consenso de todos nosotros.

A esas horas persistía el intento de los perredistas por salvaguardar en la nueva ley el millón y medio de firmas que conjuntó con su llamado a la población Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano en defensa de petróleo. Y en ese intento de proteger las firmas de los inconformes con la reforma energética, se informó del desaseo que Guadalupe Acosta Naranjo imprimía desde el Pacto por México, pues boicoteaba la propuesta que mantenía un amplio acuerdo en el grupo legislativo del sol azteca.

Aureoles trató de responder e incluso subió a tribuna y reclamó a PAN y PRI. A los del blanquiazul les dijo: “Ustedes querían sacar su derecho de réplica, pero el compromiso era que también hoy se discutiera la consulta popular. Lamento que el PRI se sume a esa postura, que lo que intenta es retrasar que se legisle en materia de consulta popular… Si lo que quieren es eso, mejor díganlo, porque es una práctica dilatoria. No nos quieran ver la cara, ni jugar el dedo en la boca”.

De inmediato, Ricardo Anaya cerró los trabajos:

Se levanta la sesión y se cita para la que tendrá lugar el martes 10 de diciembre.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario