opp

Organización  Política  Proletaria OPP

7 dic. 2013

Golpe de la telebancada en San Lázaro

La Cámara de Diputados aceptó sin reserva el cambio al artículo 41 constitucional, apartado D, fracción seis, que abre la puerta a los candidatos y partidos –afines a la televisión y a la radio– a usar tiempos en esos medios durante los comicios sin dar cuenta a las autoridades electorales, eliminando tal acto como causal de anulación del proceso. De noche, literalmente, pasó el cambio de palabra que en la minuta del Senado proponía que se adquiera la cobertura informativa, para dejarla así: se compre cobertura informativa.

El tema fue objeto de largos debates en el Senado, porque se pretendía impedir los subterfugios que facilitarían a los candidatos cercanos a los medios electrónicos de comunicación, como la televisión y la radio, disponer de ellos para desequilibrar las contiendas electorales y, con el abuso de espots, programas o entrevistas trucadas, imponerse a sus adversarios.

Precisamente el PRD en ese ór­gano legislativo impulsó la idea de adquirir la cobertura y no comprarla, porque ambos conceptos distan, incluso, de sus propias aplicaciones en el ámbito político electoral.

Fue en la madrugada del viernes, en plena sesión aprobatoria de la reforma político-electoral, que el diputado Homero Niño de Rivera, del PAN, presentó una reserva que fue aceptada, sin críticas o rechazos, al contenido de la propuesta del que fue vocero de Pemex en tiempos de Juan José Suárez Copel, también desempeñó esa tarea en la Secretaría de Gobernación junto a Fernando Gómez Mont y tiene vínculos cercanos con la llamada telebancada del Partido Verde en San Lázaro.

El texto original de la minuta del Senado señalaba en el ar­tículo 41, apartado D y su fracción cuarta, lo siguiente: La ley establecerá el sistema de nulidades de las elecciones federales o locales por violaciones graves, dolosas y determinantes en los siguientes casos. a) se exceda el gasto de campaña en 5 por ciento del monto total autorizado, b) se adquiera cobertura informativa o tiempos en radio y televisión, fuera de los supuestos previstos en la ley, c) se reciban o utilicen recursos de procedencia ilícita o recursos públicos en las campañas.

No obstante, a la medianoche de ayer el presidente de la mesa directiva, Ricardo Anaya, cantó la recepción de la reserva del panista Niño de Rivera.

Y así, sin más, Ricardo Anaya, una vez consultada la secretaría, declaró que el texto se incluyera en la minuta sin discusión.

Ayer, senadores del PRD advirtieron que no aceptarán el cambio al artículo 41 constitucional, que la telebancada impulsó de manera sigilosa en San Lázaro, para beneficiar a las televisoras y que van a luchar para que se modifique la minuta de la reforma política, en cuanto se ponga a discusión nuevamente en esa cámara.

El senador perredista Alejandro Encinas dijo que es un cambio de una sola palabra, que sustituye adquirir por comprar, pero es de gran relevancia, ya que es un candado más para impedir que una elección sea anulada por la propaganda encubierta o ilegal en medios de comunicación.

Encinas recalcó que con la palabra adquirir, “bastaba con presentar el monitoreo en medios electrónicos y ahora que se cambió por la palabra comprar, implica que para acreditar la violación a la norma se tienen que presentar las facturas”.

El también perredista Luis Sánchez agregó que si el Senado no rectifica ese cambio de última hora de los diputados, se podrá seguir violando la ley a través de publicidad engañosa, de los infomerciales y hasta de tiempos en medios de comunicación regalados a los candidatos que son afines a las televisoras.

La modificación tomó tan de sorpresa a los senadores, que ayer por la mañana el senador Sánchez denunció en conferencia de prensa que la minuta se había alterado en su paso del Senado a San Lázaro.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario