opp

Organización  Política  Proletaria OPP

4 jul. 2012

Golpe bajo a tribus


Golpe bajo a tribus
Aunque se habla de carro completo para el Sol Azteca, no puede subestimarse a quienes desde sus cargos llaman al voto a favor del PRI para mandar una lección a los perredistas.

El capítulo reciente de acusaciones, jaloneos y hasta violencia que protagonizaron las tribus del PRD durante la jornada interna para elegir a sus candidatos, produjo heridas difíciles de sanar.

A horas de la elección siguen los golpes bajos. En algunas zonas del DF se habla de contracampañas a favor del PRI.

Muchos personajes que no lograron amarrar un cargo o colar a su gente cercana en las candidaturas a jefe delegacional o diputados locales, buscan venganza y llaman incluso, desde las filas del PRD, a votar por el PRI, con tal de mitigar el dolor que los dejó damnificados en esta elección.

Aunque el PRD en el DF habla de un proceso de cicatrización, algunas historias de sus militantes exhiben el coraje de muchos.

Y aunque en la jornada electoral del próximo domingo primero de julio se habla de carro lleno para el Sol Azteca en la ciudad de México, no pueden subestimarse los casos de quienes desde sus cargos están llamando a los ciudadanos a votar por el PRI para mandar una lección al PRD.

Expulsan a golpeadores de Bejarano

En la delegación Magdalena Contreras, ocurrió uno de estos capítulos que le valieron una denuncia ante la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Asuntos Especiales y Electorales a Eduardo Hernández Rojas, actual jefe delegacional.

Ayer, los protagonistas de este capítulo de contracampaña y agresiones, el delegado en Magdalena Contreras, Eduardo Hernández y su hermana Amelia, fueron expulsados del PRD por la Comisión Nacional de Garantías.

El motivo: agredir a René Bejarano, a los simpatizantes Leticia Quesada y pedir el voto a favor del PRI.

 Minutos previos al evento masivo del PRD en la capital, la Comisión Nacional de Garantías notificó que en un plazo de 24 horas a partir de que se les informe a los hermanos quedarán oficialmente del partido.

 Agredir a botellazos a René Bejarano y a su candidata, Leticia Quesada, tuvo consecuencias. Los polémicos y violentos hermanos están fuera.

Jorge Antonio Calderón Márquez es quien da su testimonio de cómo fue despedido del cargo de Coordinador de Seguridad Pública en Magdalena Contreras, que ocupaba desde el 2003, por negarse a votar por el PRI, como el delegado Eduardo Hernández Rojas instruyó a los funcionarios de esa delegación su jefe.

Todo tiene su origen en la ambición por el poder. Y es que, Eduardo Hernández Rojas, es quien quiso imponer a su hermana Amelia Hernández como su sucesora en el cargo de jefe delegacional.

Los hermanitos Hernández Rojas son en sí peculiares, pero cobraron “resonancia” con sus marrullerías y golpes bajos en la reciente elección interna donde se enfrentaron con la corriente del profesor, René Bejarano, en franca disputa por la candidatura.

Amelia Hernández, la hermana incómoda, es la perredista que protagonizó el escándalo de acudir a la ALDF para reclamar al diputado Héctor Guijosa, su ex pareja sentimental, que no se hiciera cargo de sus hijos.

La misma Amelia estelarizó unas conversaciones telefónicas divulgadas en las que reclama a gente del PRD el hecho de que en política haya que acostarse con los jefes para conseguir un cargo o destacar.

Todo públicamente documentado y ventilado ante la opinión pública.

En este contexto, los hermanos Eduardo y Amelia no pudieron consolidar su plan para aferrarse a la silla delegacional en Magdalena Contreras.

Hoy su rencor por no llegar al poder, mantiene en jaque a la aspirante perredista que les ganó la candidatura, Leticia Quezada Robles.

La diputada que hoy hace campaña para el cargo de jefa delegacional en Magdalena Contreras ha padecido la guerra sucia de los hermanos, quienes incluso han pasado de las amenazas hasta los golpes.

Ello obligó a la aspirante a solicitar la protección de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

Rencores motivan llamados a votar por el PRI 

Hacer campaña en Magdalena Contreras no ha sido fácil, pese a que la apoya una de las corrientes más poderosas del PRD, IDN de René Bejarano, quien acumula inconformidades en la capital por cooptar el mayor número de candidaturas.

Por eso es que con tanto rencor a cuestas y desde su cargo de jefe delegacional, Eduardo Hernández ha llamado a su gabinete y a la ciudadanía a dar el voto de castigo contra el PRD, la llamada contracampaña amarilla.

Así queda plasmado con el testimonio del ex coordinador de Seguridad Pública en aquella demarcación, quien acusa haber sido despedido del cargo por rechazar la orden del delegado de votar por el tricolor.

El ex funcionario detalla en su denuncia, de la cual Reporte Indigo tiene copia, que el pasado 27 de abril de este año, fue convocado por el jefe delegacional a una junta a las 21 horas en la oficina del subdirector del Deporte, en la Casa Popular de la demarcación.

Ahí, la coordinadora de asesores, Amada García Reynosa y Omar Martínez Serrano, secretario particular; Fernando Ramos, coordinador de Ventanilla Única y el titular de comunicación social de la delegación, entre otros funcionarios, fueron testigos del amenazante llamado.

Todos ellos vieron cuando Eduardo Hernández manifestó la importancia de votar todos por los candidatos del PRI en las elecciones de julio, toda vez que la actual candidata del PRD, Leticia Quesada, le ganó la postulación a su hermana Amelia.

“Esto no es justo, no es correcto”, les dijo para justificar la obligación de votar por los candidatos del PRI, detalló el quejoso ante la Fiscalía.

“Si no votan por el PRI, les exijo su renuncia o bien recuerden que cuento con documentos firmados para correrlos, en cuanto vea que no tengo su apoyo, están despedidos”, finalizó su intervención aquella noche el delegado.

José Antonio Calderón narra que desde esa ocasión se opuso a la absurda petición del delegado, por lo que fue advertido por el secretario particular que podría ser despedido si mantenía su negativa.

Fue el 30 de abril cuando al llegar a trabajar a la delegación, fue recibido por la coordinadora de asesores Amada García Reynoso, quien le dijo que fue comisionada por el jefe delegacional, Eduardo Hernández para darle las “gracias” por sus servicios.

“Le expuse que ella no era mi jefe directo y que tampoco era el procedimiento legal para despedirme, que sólo el jefe delegacional que me contrató, podía hacerlo”.

Al buscar al delegado en su oficina, éste lo recibió sólo para refrendar la decisión.

Después de una breve conversación en la que le pidió una explicación respecto a su despido, el funcionario fue contundente:

“Tú sabes muy bien porque estás despedido, lo único que te pido es tu apoyo y como no quieres votar por el PRI agarra tus cosas y vete”, le dijo según plasmó el quejoso en la denuncia.

Otras historias de voto de castigo y contracampañas se cocinan en diversas delegaciones del Distrito Federal. El PRD y sus líderes confían en que no les harán daño. Los propios y extraños del Sol Azteca auguran carro lleno en las elecciones del próximo domingo primero de julio.

El triunfo que Miguel Ángel Mancera tiene casi asegurado en la jefatura de gobierno y un pronóstico ambicioso de 15 de las 16 delegaciones confirman la debacle del panismo en la capital.

Ni que decir de lo que ocurrirá con la conformación de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) donde pretenden repetir la aplastante mayoría parlamentaria que hace de ese recinto un absurdo ejercicio de la llamada democracia.

fuente REPORTE INDIGO

No hay comentarios:

Publicar un comentario