opp

Organización  Política  Proletaria OPP

7 dic. 2013

Reparto del botín petrolero, motivo real del diferendo entre PRI y PAN: Encinas

El diferendo entre PRI y PAN en torno a la reforma energética es solamente por cómo se reparten el botín petrolero, advirtió el senador perredista Alejandro Encinas.

Expuso que tanto la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto como la del PAN proponen abrir la explotación del petróleo a empresas trasnacionales, sólo que los panistas quieren ir aún más lejos, para concesionarl parte de la riqueza petrolera del país, comentó.

Asimismo, consideró que el PAN ha endurecido su postura en las negociaciones con el PRI, ya que sabe que sin sus votos no puede aprobarse la reforma petrolera, que requiere de una mayoría calificada de dos terceras partes de senadores.

No se han puesto de acuerdo aún porque los panistas quieren que no sólo haya contratos de utilidad compartida, como se propone en la iniciativa del Ejecutivo federal, sino concesiones. En el primer caso, el pago a las empresas extranjeras será en función del petróleo que obtengan, mediante compensaciones en efectivo o un porcentaje de los hidrocarburos.

En la exposición de motivos de la iniciativa de Peña Nieto, los priístas sostienen que no se otorgará a las petroleras extranjeras propiedad sobre las reservas ni participación sobre la producción.

Esto último sí es posible por medio de la figura de concesiones o licencias compartidas que el PAN exige.

Al respecto, la vicecoordinadora del grupo parlamentario perredista, Dolores Padierna, explicó que en el artículo 27 constitucional no se define qué es una concesión, pero la Suprema Corte de Justicia de la Nación lo hizo, al señalar que es la cesión temporal de una porción del territorio que el Estado concede a un particular para que lo explote y aproveche directamente.

Destacó que el PAN quiere una redacción fina en la que podría no aparecer claramente el término concesión, pero sí el de licencia, que sería una “cuasi licencia” que permitirá ceder porciones del territorio a las firmas extranjeras que vendrán a explotar los pozos petroleros.

Resaltó que se sabe que Acción Nacional ha insistido además en que se legalicen los contratos de utilidad compartida que se dieron durante el sexenio de Felipe Calderón.

Entrevistado ayer, el coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado, sostuvo que no tienen puntos irreductibles, pero esperan que la iniciativa que prevalezca en el dictamen de la reforma energética sea la del blanquiazul.

Dicharachero, con sombrero texano, Preciado ofreció ayer una conferencia de prensa en la que trató de explicar el beneficio de aprobar concesiones a las empresa privadas que participarán en el negocio petrolero en México.

“La concesión es un poco diferente. Por ejemplo, te digo: ‘te dejo este terreno para que hagas una fábrica’.

“¿Me llevo las ganancias?, me preguntas.

No, lo que saques de ahí es mío, del Estado, respondo. Agregó que la Comisión Nacional de Hidrocarburos es la que definiría qué utilidades corresponden a las compañías petroleras.

Expuso que otra opción serían los contratos de producción compartida, al estilo de Noruega, donde hay dos tubos para extraer el petróleo: uno es para el Estado noruego y otro para la empresa privada.

Otro de los puntos que tiene confrontados a PRI y PAN es el referente a la conformación del fondo al que irá la renta petrolera, es decir las ganancias de Petróleos Mexicanos, en el nuevo esquema en que se abriría la puerta a la participación de petroleras extranjeras.

Los del blanquiazul proponen que para ello se constituya un fondo soberano, que sea autónomo, y los priístas, con David Penchyna a la cabeza, insisten en que éste debe depender de la Secretaría de Hacienda.

Los senadores José Luis Lavalle y Salvador Vega Casillas, quienes llevan la negociación por el PAN, mantienen una postura irreductible en torno a ese punto; argumentan que debe ser un fondo autónomo, administrado con total transparencia.

Las negociaciones en torno al proyecto de dictamen continuaron ayer en total hermetismo. Debe haber una definición hoy, a fin de poder citar a la reunión de comisiones dictaminadoras, programada para el domingo.

Fuente: La jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario