opp

Organización  Política  Proletaria OPP

2 abr. 2015

Regresan a Marco Antonio Suástegui al reclusorio de La Unión, procedente de Tepic

Ayer, el vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa La Parota (Cecop), Marco Antonio Suástegui Muñoz, reingresó al reclusorio de La Unión procedente de un penal de máxima seguridad de Tepic, Nayarit, bajo un fuerte dispositivo de seguridad de policías estatales y en el que participaron agentes ministeriales, policías federales y militares.
Durante la mañana de ayer, trascendió que Suástegui Muñoz reingresaría al penal de La Unión, donde fue recluido el 17 de junio del año pasado, cuando fue detenido por policías ministeriales afuera de su casa en el fraccionamiento Magallanes en la calle Bora Bora, en el puerto de Acapulco, acusado de participar junto con otros ocho opositores a La Parota en una balacera y atentado en contra de Teodora Valeriano Marcos, Juana Bailón Dorantes, Deyanira Bailón Valeriano, y Domingo Bailón, en la comunidad de Parotillas el 4 de abril de 2014, cuando la Policía Ministerial detuvo a cinco hombres tras una emboscada contra policías comunitarios, según la causa penal 64-2/2014.
Ese 17 de junio por la mañana, el vocero del Cecop ingresó al penal de Las Cruces y consignado al Juzgado Décimo Penal y donde en un principio presentaría su declaración preparatoria, sin embargo, sin aviso a su abogado defensor fue trasladado de forma furtiva “por cuestiones de seguridad personal del recluido y por así haberlo determinado la superioridad con la finalidad de proteger la integridad física del interno”, fue trasladado al reclusorio de La Unión a donde llegó ese mismo día por la tarde bajo un fuerte dispositivo de seguridad.
Aquella tarde, al líder del Cecop se le veía adolorido y esposado de pies y manos; alcanzó a decir a los reporteros que lo que le estaba ocurriendo era una injusticia “porque yo no soy un delincuente”.
Al día siguiente, 18 de junio por la madrugada, también de manera furtiva fue llevado a un reclusorio de máxima seguridad en Tepic, Nayarit, donde permaneció nueve meses con 13 días.
Ayer martes, se conoció que Marco Antonio Suástegui sería trasladado en avión de Tepic, Nayarit, y que al filo de las 11 y media de la mañana aterrizaría en el aeropuerto internacional de Zihuatanejo de donde sería trasladado hacia el penal de La Unión. Sin embargo, al paso de las horas, se conoció que el traslado hacia el reclusorio sería a través de un helicóptero del gobierno del estado, lo que así ocurrió al filo de las 4 de la tarde.
La aeronave aterrizó en el cuartel de la Policía Estatal ubicado cerca del entronque que hacen las carretera nacional Zihuatanejo-Lázaro Cárdenas y la que va hacia la cabecera municipal de La Unión; ahí, al líder del Cecop lo esperaban cuando menos 20 policías estatales a bordo de tres patrullas, dos agentes de la Policía Federal Preventiva cuadrante Caminos y una docena de militares a bordo de dos camionetas del Ejército.
Suástegui Muñoz fue trasladado en una camioneta Honda Pilot, en la que viajaban agentes ministeriales, él iba sentado en el asiento trasero, escoltado por dos de esos agentes; la maniobra para bajarlo de la camioneta e ingresarlo al penal duró menos de un minuto y medio.
El dirigente del Cecop, extremadamente delgado, con el cabello cortado a rape, vestía ropa que hace suponer que se trata del uniforme de la cárcel de Tepic, Nayarit, pues tanto la camisa como el pantalón llevaban un número visible; cargaba entre sus manos una bolsa de plástico transparente con documentos.
Los agentes ministeriales, al notar la presencia de los reporteros, le dieron celeridad a la acción de bajar a Marco Antonio del vehículo e ingresarlo a la cárcel; al intentar abordarlo, sólo alcanzó a decir que se encuentra “feliz de estar en Guerrero, se hará justicia, ¡la lucha sigue!”, lo que le valió que uno de los que lo custodiaban le dijera, “¡cállate, vienes llegando y ya vas a empezar!”; enseguida, desaparecieron tras el enorme portón de la cárcel.
Marco Antonio está lastimado pero de pie, dice su esposa al saber de su regreso
La esposa del vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a La Parota (CECOP), Marco Antonio Suástegui Muñoz, María de Jesús, señaló que su esposo está adolorido y lastimado de la columna, pero de pie “se hizo justicia porque es una persona inocente y sólo lucha por sus ideales, no vamos a descansar hasta que salga en libertad”, luego que fuera trasladado ayer en la tarde a un penal en La Unión.
Consultada brevemente vía telefónica, María de Jesús, informó que ayer a las 6 de la tarde le marcó por teléfono Suástegui Muñoz, luego de ingresar al reclusorio y le dijo que estaba en La Unión.
La esposa, contó que el vocero del Cecop le pidió que lo fuera a ver al penal junto con sus hijos, a donde acudirán hoy.
“Él me marcó, a las 6 de la tarde, que ya estaba en La Unión, me dijo que fuera a verlo, voy a ir mañana (hoy) temprano y que es día de visita, pero el abogado (Rogelio Téliz García) también irá con nosotros para verlo”, dijo.
María de Jesús dijo que Marco Antonio le contó que llegó al penal adolorido y lastimado de la columna, “viene con los estragos de allá (cárcel), me decía que es un infierno, y que estaba muy mal, que ya quería ser trasladado a un penal del estado. Él está muy delgado, cuando fui a verlo a Nayarit lo vi con muletas, y se lo dije a los abogados que estaba mal”, recordó. Añadió, pero “se está haciendo justicia, porque una persona inocente no puede está en la cárcel, se está descubriendo la verdad, no pueden tenerlo encarcelado por mucho tiempo”.
Dijo que cree en la justicia divina, porque sabe que Suástegui Muñoz lucha por sus ideales y “lo único que hace es no dejar que el gobierno venga a imponer y despojar a las personas de sus tierras y venir a beneficiarse, es el ideal de Marco”.
“Estamos felices con la noticia, y seguiremos presionando y vamos con todo hasta lograr la libertad y sabemos que lo vamos a conseguir, no vamos a descansar hasta que este libre, ese es el objetivo final”, expresó.
El vocero del Cecop, Maco Antonio Suástegui Muñoz, fue detenido el 17 de junio del año pasado, acusado de despojo, lesiones, atentados a las vías de comunicación y robo calificado. Fue trasladado al penal de Las Cruces y después al de La Unión y posteriormente al penal federal der alta seguridad en Tepic, Nayarit.

No hay comentarios:

Publicar un comentario