opp

Organización  Política  Proletaria OPP

2 ene. 2015

Denuncian salida de dinero de Ficrea tras ser intervenida

Periódico La Jornada
Viernes 2 de enero de 2015, p. 22

El PRD en la Cámara de Diputados informó que solicitará la comparecencia ante la Comisión Permanente de los presidentes de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Mario di Costanzo y Jaime González Aguadé, respectivamente, para que expliquen por qué no alertaron a tiempo a las miles de víctimas de la quiebra de Ficrea.

El coordinador de la fracción perredista, Miguel Alonso Raya, Informó que la solicitud se debe a que el PRD recibió documentación de los ahorradores, en la cual se denuncia que entre el primero y 6 de noviembre salieron 470 millones de pesos de la caja de Ficrea y Leadman and Trade, cuando la CNBV y la Procuraduría General de la República (PGR) ya tenían a estas empresas bajo investigación.

Debieron alertar a ahorradores

Refirió que el expediente incluye acusaciones contra la CNBV, la Condusef, así como a la PGR y la Secretaría de Hacienda, por haber incurrido en serias faltas de supervisión y seguimiento en la operación de Ficrea, por no actuar en tiempo y forma, como lo establece la Ley de Protección a los Ahorradores, y por permitir y consentir que más ahorradores colocaran sus recursos en Ficrea entre marzo y noviembre de 2014, cuando las autoridades y en especial la CNBV ya tenían conocimiento de operaciones irregulares.

Alonso Raya consideró que la PGR debe investigar a fondo y castigar a los socios y directivos de la Sociedad Financiera Popular, particularmente al socio mayoritario, Antonio Olvera Amezcua.

Se trata, cuestionó, de presuntos responsables de triangulación y desvío de recursos hacia gastos personales, lavado de dinero y diversos delitos financieros y fraude.

Refirió que la Condusef no ejerció las atribuciones que le dotó el Congreso como parte de la reforma financiera, entre éstas integrar un buró de entidades financieras, que incluya a los productos que éstas ofrecen, sus comisiones y tasas, prácticas, sanciones administrativas y reclamaciones.

La reforma, dijo, también otorgó mayores atribuciones a la CNBV para vigilar y supervisar a los bancos, proteger a los usuarios y al sistema financiero en su conjunto.

Lamentablemente en este el primer gran caso de fraude que involucra a un prestador de servicios financieros después de la reforma, ni una ni otra institución cumplieron su responsabilidad. En consecuencia, una gran parte de los 6 mil 800 ahorradores corre el riesgo de no recuperar totalmente sus recursos o al menos pasará un largo tiempo para poder acceder a ellos, expuso.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario