opp

Organización  Política  Proletaria OPP

30 jul. 2012

Movimiento opositor a La Parota cumple nueve años; no descarta represión del nuevo gobierno


eriódico La Jornada
Lunes 30 de julio de 2012, p. 34
Acapulco, Gro., 29 de julio. El Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (Cecop) conmemoró el noveno aniversario de su lucha contra el proyecto hidroeléctrico impulsado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el río Papagayo, en la zona rural del municipio, que afectaría a más de 7 mil personas de 47 comunidades aledañas.

Con una misa y un acto cívico y cultural, integrantes del Cecop festejaron en la comunidad de Aguacaliente casi una década de lucha legal por defender sus tierras, aunque advirtieron que vienen tiempos complicados y tormentas peligrosas con el inminente regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República.

Uno de los integrantes del Centro de Defensa de los Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Rogelio Téliz García, que ha librado la lucha en los tribunales y logró frenar seis intentos de la CFE de edificar la presa, resaltó que en los nueve años del Cecop se ha demostrado que es un movimiento pacífico, que ha demostrado la nulidad de las asambleas mediante las cuales la Procuraduría Agraria, los gobiernos estatal y federal y la CFE daban por hecho que podrían construir el embalse.

Sostuvo que el Cecop es un ejemplo vivo de los compañeros que defienden su derecho en Guerrero y continuarán defendiendo sus tierras.

No obstante, anticipó: Se viene una situación complicada; se espera una ola de represión entre los compañeros, sobre todo por lo que pasó en Atenco. No hay ninguna garantía de que el gobierno no pretenda construir la presa por medio de la fuerza.

El vocero del Cecop, Marco Suástegui Muñoz, aceptó: No ha sido fácil para nosotros. Iniciar la lucha fue un logro, pero mantenerla ha sido un triunfo. Señaló que la presa no será construida mientras el Cecop exista, y recalcó que el movimiento nunca se ha doblegado ante las intentonas de edificar el embalse.

Ante unas 150 campesinos y representantes de organizaciones sociales y comunidades de la zona rural, mencionó: Estos años de sangre tienen que servir para las nuevas generaciones, y el Cecop debe utilizar su experiencia y fuerza para lograr la cancelación definitiva de la presa.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario