opp

Organización  Política  Proletaria OPP

16 dic. 2014

LAPIDARIA

Lapidaria resultó la encuesta difundida el 28/07/2014 por el diario Reforma. En dicha encuesta se exhibe de forma contundente como a menos de un año y medio de gobernar, los niveles de aceptación del titular del ejecutivo local van en picada.

   Aunque el diario señala que las causas del desplome se deben, entre otras, a no ordenar las marchas en la ciudad y la excesiva tolerancia hacia los integrantes de la CNTE, consideramos que las causas son más profundas de lo que afirma el rotativo. Muchos son los yerros y  abusos en que el gobierno capitalino de continuo incurre.

   Algunos ejemplos: En materia de derechos humanos son constantes las violaciones a los mismos y las agresiones contra los defensores de ellos se incrementan alarmantemente; se despliega una implacable política de censura contra la libertad de expresión; la delincuencia se expande incontrolada por la ciudad; se emplean miles de granaderos para encapsular marchas y reprimir manifestantes; se modifican los ordenamientos judiciales para endurecer penas y ampliar el catálogo de delitos; en los hechos se experimenta una alarmante reducción de las garantías individuales; se ha incrementado la cantidad de presos políticos; el llamado operativo rastrillo apunta casi exclusivamente a golpear vendedores ambulantes; entre otros atropellos.

   El proyecto de ciudad que promueve la administración capitalina se orienta a incrementar la riqueza y el poder de los dueños del dinero, a quienes les entrega en bandeja de plata los recursos financieros, humanos, y naturales de la capital, no importando que para ello se violenten indiscriminadamente todos los ordenamientos que rigen el desarrollo ordenado de la ciudad, desatándose, además, una escalada de impunidad, fraudes y corruptelas incontroladas que alcanzan su máxima expresión en las flagrantes violaciones al Programa General de Desarrollo Urbano, a la Ley de Vivienda y a la Ley de Desarrollo Urbano, todas del Distrito Federal, que comente la SEDUVI, de la cual es titular un voraz empresario de la construcción: Simón Neumann.

   Lo anterior, aunado a la clara tendencia de derecha que caracteriza al gobierno local -lo cual hace pensar a muchos que la administración pública local trabaja para que el PRI recupere el control de la ciudad- opera como catalizador del descontento popular. El cual se manifiesta en diversas formas de rechazo, siendo uno de ellos los bajos niveles de aceptación con que califica a los actos del gobierno, y a los propios gobernantes capitalinos.

   ¿Podrá Miguel Ángel Mancera Espinosa revertir su estrepitosa caída en los niveles de aceptación popular? Alarmante debe resultarle el 39% de aprobación con que lo calificó la ciudadanía, y el 31% que le otorgaron los líderes de opinión.



FRATERNALMENTE.


Organización Política Proletaria
OPP

No hay comentarios:

Publicar un comentario