opp

Organización  Política  Proletaria OPP

16 dic. 2014

Comerciantes protestan en Acapulco por el escaso apoyo para reactivar la economía

Acapulco, Gro.

Unos 400 pequeños comerciantes, empresarios y restauranteros, en su mayoría establecidos en la zona Diamante, procedentes de las playas Bonfil, Revolcadero, Barra Vieja y Puerto Marqués, tomaron este lunes las instalaciones de la Secretaría de Economía en Acapulco, ubicadas en la calle Gonzalo de Sandoval, esquina con avenida Costera Miguel Alemán, en la zona Dorada, para expresar su inconformidad ante el programa de reactivación económica para Guerrero emprendido por el gobierno federal tras los hechos ocurridos en Iguala los pasados 26 y 27 de septiembre.

Los inconformes argumentaron que los apoyos ofrecidos, de entre 10 y 15 mil pesos por beneficiario son escasos para los estragos que Acapulco ha sufrido desde 2011 por la inseguridad; los destrozos producto de las tormentas Manuel e Ingrid en septiembre de 2013, así como los fenómenos naturales que azotaron al puerto este año, como alto oleaje y marejadas, que afectaron a cientos de restauranteros de la franja de playas.

Otro reproche de los pequeños empresarios fue el escaso número de fichas entregado en la Casa de la Cultura, una de las sedes estipuladas por el gobierno federal para entregar documentación y participar en el programa de reactivación económica. Los inconformes exigieron que los apoyos sean de al menos de 70 mil pesos por afectado, y que en verdad les sean condonados impuestos.

Alrededor de las 2 de la tarde los comerciantes marcharon a la glorieta de La Diana, donde realizaron bloqueos intermitentes por aproximadamente dos horas, hasta que pactaron una mesa de trabajo con autoridades federales para analizar sus peticiones caso por caso.

A su vez, restauranteros de Puerto Marqués exigieron al gobierno estatal que solucione el problema de los propietarios de 26 establecimientos resultado de la alteración en el oleaje y las mareas, y de la construcción de la marina Majahua, proyecto del Grupo Mexicano de Desarrollo, que se pretende inaugurar en los próximos días.

Gabriel del Valle Zúñiga, representante del restaurante La Costeñita, acusó que llegó diciembre y nosotros seguimos sin franja de arena, sin clientes y sin restaurantes; estamos desesperados. Indicó que la variación en la corriente debido a la marina Majahua provocó desde hace poco más de dos años la paulatina y constante pérdida de la franja de arena en aproximadamente 500 metros de longitud, así como el socavamiento de la cimentación de 26 restaurantes, en muchos de los cuales se han formado verdaderos cráteres.

El comerciante explicó que no obstante que las autoridades estatales los visitaron el pasado 10 de noviembre, aún no hay solución a sus demandas. Manifestó que estamos todavía en espera de la respuesta; lo que nos preocupa es que sabemos que están trabajando en los últimos detalles de la marina, y nosotros seguimos sin poder trabajar nuestros restaurantes.

Del Valle Zúñiga indicó que ya viene la temporada navideña y el gobierno se va de vacaciones, pero nuestros problemas siguen, los restaurantes están sin vender, no tenemos playa; para nosotros no hay justicia.

Mientras tanto, contingentes de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) cerraron ayer la Dirección de Finanzas de la Secretaría de Educación en Guerrero, ubicada en Chilpancingo.

La Ceteg anunció que celebrará reuniones regionales para fortalecer el movimiento en apoyo a la búsqueda de los 42 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos, y para preparar el paro nacional en contra de la reforma educativa que se realizará a partir del próximo enero.

Además, dirigentes de la Ceteg aseguraron que se han girado al menos 150 órdenes de aprehensión contra miembros del gremio, integradas por la Procuraduría General de Justicia del estado por delitos del fuero común y contra las vías de comunicación. Aseguraron que también la Procuraduría General de la República los persigue por delitos del fuero federal.

Sobre el enfrentamiento ocurrido la madrugada y mañana del domingo con elementos de la Policía Federal, el cual dejó un saldo de más de 20 heridos, informaron que Humberto Cruz, padre de uno de 42 normalistas desaparecidos, fue dado de alta luego de que fue golpeado en la cabeza por los uniformados.

En tanto, Ernesto Cruz Flores, estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México, permanece internado en el Hospital General, donde será sometido a una intervención quirúrgica debido a que el golpe que recibió le afectó considerablemente algunos huesos de la mandíbula.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario