opp

Organización  Política  Proletaria OPP

26 dic. 2013

DEUDA PÚBLICA DUPLICADA EN DOS SEXENIOS

La deuda total del sector público pasó de 2 billones 51 mil pesos, en el año 2000, a 6 billones 62 mil millones de pesos en junio de 2013. Lo anterior significa una elevación del 195.60% durante los gobiernos presididos por Vicente Fox y Felipe Calderón. En la duplicación de la deuda jugó un papel más relevante el economista y administrador público Calderón Hinojosa que su antecesor Fox. Además, dilapidó los excedentes petroleros en mantener una ineficaz burocracia elitista,  no entregó cuentas claras y el país mantuvo sus rezagos principales.

Según cifras proporcionadas el 31/08/2013 por Ernesto Revilla,  Rodrigo Barros e Isaac Gamboa, funcionarios de la SHy CP, el mayor crecimiento de la deuda total del sector público respecto al producto interno bruto, se concentró en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, donde el endeudamiento pasó de 27.8% del PIB en 2007 a 36.8% al término de 2012. La “hazaña” de multiplicar el endeudamiento con magros resultados económicos y sociales, se complementa con un tétrico dato preliminar brindado por el INEGI: en México los homicidios dolosos crecieron en 149.10%, al pasar de 10 mil 452, en 2006, a 26 mil 37 en 2012, es decir: en un promedio de 71.20 asesinatos por día.

No todo el endeudamiento por 6 billones 62 mil millones de pesos registrados hasta junio de 2013, corresponde al par de prohombres del Acción Nacional, en los primeros seis meses de gobierno de Enrique Peña Nieto, éste ya aportó un endeudamiento de 171 mil 157 millones de pesos, a razón de 950 millones de pesos diarios, con lo cual el nivel se elevó a 38.10% del PIB de 2013. Del endeudamiento total del sector público 4.50 billones de pesos corresponden a deuda interna, la cual representa tres cuartas partes del débito total. El 25% restante son pasivos externos del sector público, cuyo monto se elevó a 1.56 billones de pesos al cierre del primer semestre de 2013.

Mientras tanto, los gobernantes y los consorcios de la desinformación entretienen al respetable con el endeudamiento de los gobiernos de los estados y municipios, y que pese a su seriedad sólo representa un pedacito del grave problema nacional. El severo endeudamiento público del país perpetrado por gastadores, ineficientes y, por qué no decirlo, corruptos inquilinos de los Pinos, no guarda  correspondencia con la obra pública realizada para un país saturado de mil rezagos y carencias, mientras tanto el gran capital paga impuestos de manera simbólica, pero ya se dispone a invertir en Petróleos Mexicanos lo que le regatea al fisco, si los ciudadanos no disponen otra cosa en plazas, calles y carreteras, pues la llamada representación nacional ya tomó una decisión, incluso sin conocer la iniciativa de ley presidencial.



Organización Política Proletaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario