opp

Organización  Política  Proletaria OPP

7 nov. 2012

Oculta el gobierno información sobre proyectos hídricos


eriódico La Jornada
Miércoles 7 de noviembre de 2012, p. 36
Cañadas de Obregón, Jal., 6 de noviembre. La falta de información y consulta popular o, en algunas ocasiones, la desinformación organizada, son el denominador común en las comunidades afectadas por las presas que promueve el gobierno federal, consideró Carlos Vainer, uno de los siete miembros del jurado internacional que el Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) envió a esta localidad de los Altos de Jalisco para realizar, lunes y martes, la preaudiencia Presas, derechos de los pueblos e impunidad.

Una cuestión esencial es que la información no circula; es una queja permanente en todos los casos y parece consistente. La gente no recibe información en el momento y la forma adecuados, incluso tampoco en la lengua correspondiente. Sin información, el funcionamiento de una sociedad democrática desaparece, afirmó Vainer.

Muchos de los problemas tienen su raíz en la falta de información o, igualmente grave, en la desinformación organizada. Esto es central: si no hay información, la participación no existe o es parcial, dijo Vainer, asesor del Movimiento de Afectados por Represas de Brasil y ex integrante de la Comisión Mundial de Represas.

Durante los dos días de preaudiencia en Temacapulín, poblado que la Comisión Nacional del Agua y el gobierno de Jalisco condenaron a desaparecer bajo el agua al concluir la construcción de la presa El Zapotillo, personas afectadas por embalses en varias regiones de México presentaron sus casos para que el TPP evalúe posibles violaciones a los derechos humanos y emita un veredicto este jueves en Guadalajara.

Sin adelantar un fallo, mi posición es que todos los casos son muy graves y merecen atención detenida del TPP. Hay omisiones y acciones directas que involucran la violación de derechos humanos, agregó el especialista brasileño.

–¿Se prefigura un actuar autoritario del gobierno mexicano?

–Mi punto de vista es que sí, porque la base de la democracia es que todos los ciudadanos tienen derecho a la información, a procesarla y utilizarla en un debate público sobre las decisiones públicas. La base de las decisiones autoritarias es la desinformación.

–Brasil ha tenido un vigoroso movimiento contra las grandes represas. ¿En México cómo va la organización en ese sentido?

–En los cinco años recientes hubo un desarrollo muy importante de la conciencia y la organización de la gente. Hace 10 años parecía inevitable, pero yo diría que el reflejo de lo que pasa en todo el mundo ya llegó. Desde la década de 1980, en Brasil, India, Tailandia y Filipinas empiezan a surgir resistencias y la gente constituye colectivos. Creo que eso repercutió en Chile, Argentina, Venezuela y Colombia. Es una oleada en la cual la sociedad busca involucrarse para defender sus comunidades, sus recursos y su estilo de vida.

Por lo pronto, pobladores de comunidades afectadas por proyectos hídricos presentaron historias de resistencia legal durante los dos días de la preaudiencia.

Los jueces del TPP recibieron pruebas contra las presas Arcediano, El Zapotillo y La Yesca (que el presidente Felipe Calderón inauguró este martes en Jalisco); El Cajón y Las Cruces, en Nayarit; Pilares, en Sonora; Paso de la Reina y Cerro de Oro, en Oaxaca, Zongolica y El Naranjal, en Veracruz, y La Parota, en Guerrero.

El caso de Arcediano es singular. Nunca lo había visto en ningún lugar: se han entregado muchos recursos aunque está cancelada. El caso de El Zapotillo, donde se supone que no habría agua para llenar el embalse, ya ocurrió en Brasil: sacaron a la gente de un pueblo y lo inundaron, un lugar que antes era patrimonio de la nación, recordó Vainer.
Fuente la Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario