opp

Organización  Política  Proletaria OPP

17 oct. 2012

PRONUNCIAMIENTO SOBRE LA REPRESIÓN A NORMALISTAS DE MICHOACAN


AL PUEBLO DE MÉXICO:

Quienes signamos este pronunciamiento, denunciamos enérgicamente la brutal intervención de la policía para desalojar a los estudiantes normalistas en las normales de Cherán, Tiripetío y Arteaga en Michoacán, operativo donde intervinieron las policías de los tres niveles de go­bierno, resultando 178 detenidos y 80 heridos, muchos de los arrestados lo fueron sólo por gritar consignas de apoyo a los estudiantes y contra el gobierno.

No conformes con la represión a los estudiantes, los policías allanaron las oficinas de la sec­ción 18 del SNTE, arrestando a varios dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabaja­dores de la Educación, ajenos al conflicto, en un burdo intento por aprovechar la situación y acallar las voces magisteriales, señaladamente críticas de los desmanes del pri-gobierno mi­choacano y firmes defensoras de los derechos laborales y políticos del pueblo de Michoacán.

El gobierno de Fausto Vallejo alega su obligación de mantener el orden y la legalidad en esa entidad federativa. Sin embargo, ese mismo señor calló de manera cómplice ante la evidente violación del gobierno federal del derecho de petición, consagrado en nuestra constitución política, al hacer reiteradamente oídos sordos a las justas peticiones de diálogo hechas por los estudiantes de las normales.

Por su parte, el gobierno federal, haciendo gala de cinismo, afirma, por boca del secretario de educación pública, que está dispuesto al diálogo “pero no por medio del chantaje”.

Lo cierto es que, como vemos, en esta nueva acción represiva, tanto panistas como priístas han demostrado su total complicidad, como sucede siempre que se trata de enfrentar las lu­chas populares, en tanto que la izquierda institucional, PRD, PT y Movimiento Ciudadano, se limitan, como siempre también, a otorgar apoyos de saliva, pues para nada movilizan a sus afiliados en defensa de las luchas populares.

Los hechos recién sucedidos en Michoacán, exhiben el verdadero rostro del nuevo viejo PRI, el cual en nada ha cambiado respecto a su pasado; sigue siendo el mismo siniestro aparato represivo creado por Plutarco Elías Calles para garantizar la preeminencia de los intereses de la burguesía mexicana.

Además, los sucesos del pasado 15 de octubre se dan en medio de un creciente malestar de los trabajadores mexicanos, tanto de la ciudad como del campo, sobre todo en momento en que se discute la “Ley de Esclavitud”, eufemísticamente llamada “Reforma Laboral” que pretende eliminar derechos fundamentales de la clase obrera.

De igual manera contribuye al enojo social la cada vez mayor carestía de la vida, manifestada en la elevación de los precios de los productos de la canasta básica, de manera destacada del huevo, así como de servicios como el gas, el agua, la gasolina muy en especial la electricidad.
Las protestas día a día más amplias, así como el reciente fraude electoral, expresa la agudización de la lucha de clases en México, misma que habrá de crecer aun más dada la insensibilidad de los gobiernos burgueses frente a las exigencias ciudadanas.

En estas circunstancias de crispación social y lucha de clases exacerbada, se requiere una mayor unidad y solidaridad de las fuerzas populares. Es preciso no permitir el aislamiento de ninguna expresión de lucha, pues tal circunstancia sería aprovechada por el gobierno para ir derrotando una por una, las movilizaciones ciudadanas. Asimismo, estamos obligados a impedir el resurgimiento del diazordacismo, no perdamos memoria de cuanto sufrimiento le costó al país haber permitido su libre accionar en el pasado.

Manifestemos nuestra solidaridad con los estudiantes y maestros de Michoacán, movilicemonos incondicionalmente en su apoyo, pero tengamos claro que sólo combatiendo las causas de la enfermedad se acabarán los síntomas. Por eso, debemos acabar con este ruin sistema social que como monstruosa sanguijuela se alimenta con la sangre y la vida de millones seres humanos, trabajadores de la ciudad y del campo sometidos al poder despótico del capital. Sólo acabando con el capitalismo pondremos fin a esa interminable historia de muerte y sufrimiento que la humanidad ha sufrido durante cientos y cientos de años.


VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO DE MICHOACÁN

VIVA LA LUCHA DE LAS NORMALES RURALES

VIVA LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES MEXICANOS

MUERA EL MAL GOBIERNO

MUERA EL CAPITALISMO


FRENTE EDUCATIVO POPULAR REVOLUCIONARIO, ORGANIZACIÓN POLÍTICA PROLETARIA, COORDINADORA POPULAR DE VIVIENDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario