opp

Organización  Política  Proletaria OPP

2 ene. 2015

Misil mata a 26 civiles en Afganistán y ensombrece fin de la misión de EU

Periódico La Jornada
Viernes 2 de enero de 2015, p. 18
Kabul.

Las fuerzas de seguridad de Afganistán asumieron este jueves la plena responsabilidad de la protección del país y de la población una vez finalizada la misión de Estados Unidos y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), jornada que se vio ensombrecida por la muerte de al menos 26 civiles por el impacto de un misil disparado por soldados afganos.

Después de 13 años de una encomienda militar que inició con el derrocamiento del gobierno talibán a fines de 2001, comienza una nueva fase en la que la coalición internacional liderada por la OTAN sólo proporcionará formación, asesoramiento y ayuda al ejército afgano. La nueva misión cuenta con 13 mil uniformados extranjeros y se prolongará durante dos años.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, pidió al ejército y la policía que defiendan el país. Doy la enhorabuena a los afganos por este día histórico, dijo al asegurar que no permitiremos que nuestra tierra sea utilizada contra nuestros vecinos, y esperamos lo mismo de ellos.

Los gobiernos regionales tienen que escoger, o logran la paz y la estabilidad regional o se hunden con nosotros, apuntó Ghani durante su discurso en el que advirtió que nos enfrentamos a una amenaza común, y nosotros estamos en la primera línea de defensa. Si no desactivamos esas amenazas se convertirán en una amenaza para las vidas de estadunidenses, europeos y japoneses.

La noche del miércoles, un misil impactó en una fiesta de casamiento en la provincia de Helmand, mató a 26 personas y dejó heridas a 50 más, en el contexto de enfrentamientos entre las fuerzas del orden y los talibanes.

El general Mahmoud, vicecomandante de los cuerpos afganos en la provincia, dijo que se disparó artillería desde tres direcciones contra un poblado en el distrito de Sangin donde se celebraba la boda.

Lo que sabemos es que nuestros soldados dispararon rondas de mortero desde tres puestos, pero no sabemos si fue intencional, dijo Mahmoud a Reuters, e indicó que ya se inició una investigación y castigaremos a los culpables.

El distrito de Sangin está considerado una de las zonas menos seguras de Helmand, pero los talibanes negaron cualquier responsabilidad y acusaron al ejército afgano.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario