opp

Organización  Política  Proletaria OPP

4 jul. 2012

Niega el PRI tener vínculos con las tarjetas de Soriana


Periódico La Jornada
Miércoles 4 de julio de 2012, p. 9
Nosotros no hemos repartido ninguna tarjeta y no vamos a morder el anzuelo, aseguró ayer el PRI al salir al paso al cúmulo de testimonios sobre la compra de votos en el estado de México y aun en el Distrito Federal por la vía de plásticos canjeables en la cadena de supermercados Soriana.

Ni el comité de campaña de Enrique Peña Nieto ni el PRI tienen relación con esas tarjetas, ¡por Dios!, exclamó el vocero del tricolor, Eduardo Sánchez. Son imputaciones falsas, dijo. Reiteró la existencia de un programa de apoyo a la economía familiar del gobierno del estado de México suscrito ante notario.

Así como en el caso de las tarjetas Monex –para el pago de representantes de casilla del PRI–, denunciado la víspera de los comicios, el PRI sólo ofreció su negativa como argumento y prueba, en el de Soriana fue lo mismo: Es absolutamente falso. ¡Nada qué ver!, fueron las respuestas del vocero priísta.

Al mismo tiempo, el PRI consideró una reacción esperada el anuncio de Andrés Manuel López Obrador de impugnar la elección presidencial.

En el PRI la reacción ante la posible impugnación del Movimiento Progresista a los resultados del domingo fue: No haremos litigio mediático, todo está en manos de la autoridad electoral y a eso nos atendremos.

Empero, durante el día varios dirigentes del PRI señalaron que López Obrador está en su derecho de hacerlo, y la buena noticia es que lo hará por conducto de las instancias legales.

Para el vocero Sánchez, los tres argumentos del candidato del Movimiento Progresista están amplia y documentadamente refutados: “Dice que hubo inequidad de los medios de comunicación, pero esto ha sido ya desmentido por los monitoreos; que el PRI cayó en excesos en el gasto de campaña, pero aquí el partido ha puesto mucha atención en dar informes puntuales al Instituto Federal Electoral desde la primera acusación en este sentido”. Asimismo, agregó, él ha dicho que por la vía de la corrupción el PRI logró que un millón de ciudadanos votaran por nosotros. Y esta es una acusación fuerte, pues querría decir que quienes no votaron por su causa son corruptos o vendidos.

Insistió en el derecho de López Obrador a impugnar los comicios, y si se radicaliza, es cosa de él, de sus razones o sus rabietas; pero no obtendrá en el tribunal lo que no obtuvo en las urnas.

Según Sánchez, aun cuando en caso extremo se anulara un millón de votos, que a decir del político tabasqueño fueron obtenidos por la vía de la coacción, eso no impactaría el resultado oficial por el cual Enrique Peña Nieto obtuvo el triunfo, pues la diferencia reconocida entre el mexiquense y López Obrador es de 3.2 millones de sufragios.

Fuente LA JORNADA

No hay comentarios:

Publicar un comentario