opp

Organización  Política  Proletaria OPP

29 may. 2012

Peña Nieto: reconozco excesos en Atenco, pero fue la actuación de policías en lo individual


Enrique Méndez y Claudia Herrera

Periódico La Jornada
Martes 29 de mayo de 2012, p. 3
El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad definió que el PRI y su candidato presidencial, Enrique Peña Nieto, representan un regreso al pasado y al origen de la corrupción, en una reunión donde el priísta fue cuestionado por la represión en Atenco, y aunque éste admitió que en ese incidente hubo excesos policiacos, el poeta Javier Sicilia le reprochó que en su discurso frío no dedicara una sola palabra de piedad ni compasión, entre tanto dolor, frente a tanta violencia y humillación a los habitantes de esa población.

Usted no pidió perdón, aunque fue señalado como responsable directo por las víctimas, insistió Sicilia. El poeta también le pidió un ejemplo de que priístas que han cometido delitos vayan a la cárcel o, al menos, queden fuera de la política.

El Movimiento por la Paz le pidió señalar con toda claridad si va a retirar al Ejército de las operaciones contra el narcotráfico, pero no respondió.

Peña Nieto, quien se quitó la corbata antes de entrar al castillo, sugirió definir primero qué se quiere en materia de seguridad para construir una estrategia nacional que abata la violencia, sin dejar espacio que la avive ni aumentar la espiral provocada por la declaratoria de guerra contra la delincuencia del presidente Felipe Calderón que, insistió, ha sido fallida.

Funciones extralimitadas

Sin embargo, el priísta –quien a su llegada recibió de Javier Sicilia un beso en la mejilla– lamentó la violencia propiciada por la intervención militar y policiaca contra la ciudadanía , y que al no actuar bajo protocolos de respeto a los derechos humanos se han extralimitado en sus funciones. Asimismo, se comprometió a no subordinar la estrategia de seguridad del país a los intereses de Estados Unidos.

Cuestionado por la imperdonable represión en Atenco, Peña Nieto insistió en que fue su decisión el operativo contra el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), y aunque convino que en ese hecho se cometieron algunos abusos y violaciones a derechos humanos, argumentó que se trató de actuaciones de policías en lo individual.

El uso de la fuerza es una atribución del Estado y ese episodio me dejó algunas lecciones para que el uso legítimo de la fuerza se haga bajo protocolos que respondan al respeto irrestricto a los derechos humanos, dijo.

Sin embargo, Trinidad Ramírez, esposa de Ignacio del Valle –sentenciado a 65 años de prisión y excarcelado por orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el primero de julio de 2010– sostuvo que la violencia en Atenco la generó el gobierno de Peña Nieto.

Ordenaste golpear a nuestros compañeros en Texcoco. No fue una situación fortuita; fue una venganza planeada de tu parte, le reprochó.

Agregó que si él dio la orden del operativo en el que murieron Javier Cortés Santiago, de 14 años, y Alexis Benhumea Hernández, estudiante universitario, y donde fueron torturadas sexualmente mujeres de Atenco y cuatro extranjeras, entonces eres responsable de dos asesinatos impunes, de que una banda de violadores siga actuando al amparo de la policía que tú creaste. Esas son tus credenciales para intentar llegar a la Presidencia.

Afirmó que el PRI reprimió a los movimientos sociales en 1968 y en 1971, y en las masacres de Aguas Blancas y Acteal. No importa cuánto quieras deslindar, ése es tu partido. Lo que tú representas es un gobierno prepotente y violento, acostumbrado a imponerse por la fuerza y la manipulación.

El poeta Javier Sicilia expresó a Peña Nieto que el tricolor es el partido de “la imposición de la Presidencia, de la descalificación a los jóvenes de la Ibero y las protestas, del voto corrompido, de la miseria, de la ignominia y del regreso a los monopolios de la comunicación”.

Resaltó que el PRI no limpió sus filas antes de iniciar la campaña. “Qué decir de Arturo Montiel, del góber precioso Mario Marín, de Ulises Ruiz. ¡Son un horror! Usted habla de la delincuencia, pero no le oí una mención de los delincuentes en su partido”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario