opp

Organización  Política  Proletaria OPP

9 jun. 2015

Halconazo, crimen de Estado que se repitió en Acteal y Ayotzinapa: ONG

Diversas organizaciones sociales denunciaron que el gobierno mexicano no ha cumplido la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de informar sobre la matanza del 10 de junio de 1971 y entregar los expedientes del caso, en el que el principal implicado de forma penal es el ex presidente Luis Echeverría Álvarez.

Al anunciar la marcha del próximo miércoles para conmemorar de los hechos ocurridos en las inmediaciones de la estación del Metro Normal hace 44 años, que dejaron más de un centenar de muertos, exigieron al gobierno federal la entrega de la documentación solicitada por la CIDH, y a ésta que turne el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, si el gobierno insiste en su actitud omisa.

En conferencia de prensa, representantes de varias organizaciones, entre ellas del Comité del 68, del Movimiento de los Trabajadores Socialistas y del Congreso Popular y Social del Distrito Federal, declararon que no puede pasarse por alto esta fecha, cuando estudiantes, profesores y trabajadores de varias universidades de la zona metropolitana fueron masacrados por la acción combinada de las fuerzas policiacas y el grupo paramilitar denominado Los Halcones.

El gobierno mexicano aplicó métodos represivos que había utilizado ya con mucha anterioridad, hasta convertirlos en una práctica recurrente en contra de los opositores políticos al régimen. Se trató de un crimen de Estado, señala la declaración conjunta suscrita por una veintena de organizaciones convocantes a la marcha.

Además, expresa, este asunto es de la mayor relevancia, porque ahora una total indignación recorre el país, debido a la represión sangrienta en Iguala, Guerrero, que derivó en la desaparición forzada de 43 jóvenes de la Normal de Ayotzinapa, el 26 de septiembre de 2014.

Y si en 1968 el gobierno utilizó al batallón Olimpia; el 10 de junio, a Los Halcones; en Acteal, Chiapas, a grupos paramilitares, en Ayotzinapa fueron sicarios los responsables, pero al igual que el 10 de junio, protegidos por las policías municipales y ante la indiferencia y pasividad del Ejército, que al final de cuentas es una forma de proteger y de complicidad.

Las organizaciones informaron que la marcha saldrá a las 16 horas del Casco de Santo Tomás del Instituto Politécnico Nacional hacia el Zócalo, en la ruta que tenía prevista seguir aquella marcha de hace 44 años y que nunca llegó a su destino.


Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario