opp

Organización  Política  Proletaria OPP

2 abr. 2015

Upoeg y Fusdeg realizan intercambio de ‘‘rehenes’’ en Acapulco y Chilpancingo

El pasado martes, alrededor de las 23:35 horas, líderes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg), encabezados por su líder, Bruno Plácido Valerio, participaron en la recepción de 32 prisioneros y rehenes de su organización que permanecían en poder del Frente Unido por la Seguridad y Desarrollo Social de Guerrero (Fusdeg), luego del enfrentamiento entre ambos grupos ocurrido el lunes por la noche, en el que fallecieron seis personas.

La entrega de los retenidos, efectuada en las instalaciones de la coordinación regional de la Comisión de los Derechos Humanos (Coddehum) de de Guerrero en este puerto, fue encabezada por el encargado de despacho de la comisión, Ramón Navarrete, quien informó que horas antes, 18 prisioneros integrantes del Fusdeg fueron entregados por la Upoeg en las oficinas centrales de esa instancia en Chilpancingo.

Los 32 miembros de la Upoeg llegaron a bordo de un autobús resguardado por la Policía Federal, con presencia de elementos de la policía ministerial estatal y de la Fiscalía General del estado.

Los elementos de la Upoeg fueron conducidos a la oficina regional de la Coddehum para recabar sus datos. Navarrete Magdaleno explicó que ‘‘fue una acción simultánea en la que pidieron que la Comisión de Derechos Humanos intercediera en esta entrega de los detenidos’’.

Manifestó que ‘‘la intención es que se vaya desahogando la situación tensa que mantienen estos dos grupos en esta zona de Tierra Colorada. El Ministerio Público tendrá que hacer las diligencias que correspondan respecto de las acciones penales que tenga que seguir’’.

Navarrete comentó que de los 32 rehenes que pertenecen a la Upoeg, seis requirieron atención médica. Ruperto Álvarez, miembro de la Upoeg liberado, recordó que los de la Fusdeg ‘‘empezaron a balacear la casa de un líder en San Juan del Reparo, despedazaron la puerta y los vidrios; fue terrible’’.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario