opp

Organización  Política  Proletaria OPP

22 abr. 2015

Buscan campesinos de Zacatecas restructurar deuda de $160 millones

Zacatecas, Zac.

Alrededor de 400 campesinos mantienen tomada la sede de la Secretaría de Finanzas del gobierno de Zacatecas, para exigir apoyo en la restructuración de sus débitos con cajas de ahorro, a las que adeudan más de 160 millones de pesos, pasivos por los que se declararon en suspensión de pagos.

Son más de 6 mil labriegos endeudados en la entidad, afirmó su dirigente, Cuauhtémoc Espinoza Jaime, quien responsabilizó de cualquier agresión contra los manifestantes al gobernador de Zacatecas, el priísta Miguel Alonso Reyes, luego de la llegada de cientos de policías antimotines a las inmediaciones de la dependencia.

“Estamos aquí por falta de voluntad política de las autoridades. Esta toma de la Secretaría de Finanzas se resuelve si el gobierno estatal nos ayuda para lograr una cita en la Secretaría de Gobernación y la Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial) en la ciudad de México, para que allá nos atiendan”, explicó Espinosa Jaime.

“Nos acusan de rojitos”

El dirigente campesino puntualizó: “no queremos que el gobierno de Zacatecas nos pague nuestras deudas, y es falso que seamos un movimiento político como lo informó el secretario de gobierno de Zacatecas, Jaime Santoyo Castro, quien nos acusó de ser unos rojitos”.

Agregó: no venimos a pedir limosna. Somos gente digna y sabemos cumplir con nuestros compromisos. Lo que queremos es que se nos ayude desde el gobierno federal y estatal a restructurar nuestras deudas con las cajas populares, las casas de préstamo, para lograr un mecanismo de pagos que nos dé tranquilidad.

Cuauhtémoc Espinosa Jaime expuso que el problema que enfrentan los campesinos deudores de las cajas populares es tan grave que en los recientes cuatro meses ocho labriegos de distintas comunidades han muerto, algunos por enfermedades crónicas degenerativas y otros más que se suicidaron porque la presión de las deudas con las cajas.

Subrayó que los campesinos deudores –principalmente provenientes de municipios como Fresnillo, Pinos, Villa de Cos, Río Grande, Sombrerete, Ojocaliente, Loreto, Juan Aldama y Miguel Auza– estamos en bancarrota y tronados por las deudas con las cajas de ahorro, porque la errónea política económica del gobierno federal nos tiene asfixiados y necesitamos que nos ayude a salir de este agujero. Por eso nos hemos declarado en suspensión de pagos.

Al mediodía del martes unos 300 policías antimotines llegaron a las inmediaciones de la Secretaría de Finanzas, ubicada en avenida Héroes de Chapultepec, con la finalidad de desalojar a los inconformes.

Espinosa Jaime advirtió que si se atreven a desalojarnos con violencia, si le tocan un solo pelo a un compañero campesino, entonces haremos responsable y pediremos la renuncia del gobernador Miguel Alonso Reyes. Yo le digo que esta lucha social ha crecido porque él no quiere atendernos, no quiere auxiliarnos como es su obligación.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario