opp

Organización  Política  Proletaria OPP

27 mar. 2015

Rechazan padres de normalistas aceptar la ‘‘verdad histórica’’

A seis meses de la desaparición de sus hijos, el dolor, la rabia y la indignación de no saber de ellos permanecen intactos, así como la voluntad de seguirlos buscando y de negarse a aceptar una ‘‘verdad histórica’’ que muchos sectores han cuestionado, subrayaron los padres y madres de familia de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Al cumplirse medio año de que policías de Iguala se llevaron a los jóvenes y los entregaron a un grupo de la delincuencia organizada, sin que hasta la fecha se sepa más de ellos, los familiares de los estudiantes volvieron a hacer suyas las calles de la ciudad de México para insistir en su reclamo de verdad y justicia.

Desde antes de las 16 horas, miles de personas comenzaron a reunirse en los alrededores del Ángel de la Independencia para manifestar su respaldo a los padres y madres de los jóvenes desaparecidos, en el contexto de la Décima Acción Global por Ayotzinapa.

Además del caso de la agresión ocurrida en Iguala el 26 y 27 de septiembre del año pasado, pudo notarse que en mantas, pancartas y consignas de muchos de los asistentes a la movilización figuró de manera recurrente el tema del despido de la periodista Carmen Aristegui de MVS.

Protegidos por un cordón de seguridad, los familiares de los normalistas caminaron sobre Paseo de la Reforma, acompañados por miles de integrantes de organizaciones sociales, populares, sindicales y estudiantiles, quienes les externaron su apoyo con consignas como ‘‘no están solos’’ y ‘‘Ayotzi vive, la lucha sigue’’.

Poco antes de las 6 de la tarde, la marcha arribó a la explanada del Monumento a la Revolución, donde ya se encontraba instalado un equipo de sonido. De acuerdo con la policía del Distrito Federal, en la caminata participaron alrededor de 4 mil personas.

Ahí, Melitón Ortega, vocero de los padres y madres de familia, afirmó que estos seis meses sin saber de sus hijos ‘‘han sido de sufrimiento, de dolor, pesadilla y tristeza. Esto nos ha roto el corazón, pero a pesar de que el gobierno esté intentando acallar nuestras voces con sus mentiras, no nos vamos a detener. Seguiremos en la lucha por encontrar la verdad’’.

‘‘Tenemos roto el corazón’’

Luego de detallar el encuentro que sostuvieron ayer al mediodía con el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, el padre del normalista Mauricio Ortega llamó a la gente a no elegir a sus representantes a través de los comicios, sino mediante el ‘‘régimen de usos y costumbres, con asambleas populares’’ donde se elija a personas de ‘‘alta calidad moral’’.

Epifanio Álvarez, padre del estudiante normalista Jorge Álvarez Nava, recalcó que a seis meses de la desaparición de los jóvenes ‘‘estamos con la misma fuerza y la misma desesperación y no vamos a detenernos hasta saber de ellos’’, y lamentó ‘‘no haber estado ahí cuando mi hijo me necesitaba. Si pudiera daría la vida porque él estuviera aquí’’.

Por su parte, María Elena Guerrero, madre del normalista Giovani Galindes Guerrero, subrayó: ‘‘Mi pena ya se volvió furia contra este gobierno. Ya nos quitó todo, hasta el miedo’’, mientras Bernabé Abraján, padre de Adán Abraján de la Cruz, subrayó que los familiares de los jóvenes ‘‘no sembramos odio’’, pero tampoco se van a dar por vencidos.

En nombre de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, Juan Caseca enfatizó que las personas que siguen apoyándolos ‘‘son el espíritu que alienta esta búsqueda para venir y plantarnos aquí y decirle al gobierno que nos vamos a mantener en la lucha’’.

Por la Asamblea Interuniversitaria, una joven que se identificó como Lucía Pi subrayó que ‘‘el actuar del Estado en el caso de Ayotzinapa ha sido bochornoso’’, y denunció que el gobierno ‘‘nos pide que creamos su absurda verdad histórica y lo superemos. Las instituciones están en putrefacción y la verdad es clara y está a la vista: fue el Estado’’.

Por último, los padres y madres de los estudiantes anunciaron que el próximo 4 de abril se realizará una asamblea nacional popular en las instalaciones de la Normal de Ayotzinapa, y del 10 al 12 de ese mismo mes se celebrará una convención nacional popular.

Al término del mitin, varios manifestantes acudieron a la sede de la Procuraduría General de la República a realizar una ‘‘vigilia por Ayotzinapa’’.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario