opp

Organización  Política  Proletaria OPP

31 mar. 2015

Centrales sindicales de oposición convocan a un paro hoy en Argentina

Buenos Aires.

Las centrales sindicales opositoras y otros sindicatos, entre ellos el de los trabajadores bancarios, convocó a un paro nacional para este martes en Argentina, en una jornada en la que algunos sectores de izquierda radical apoyarán a la derecha sindical cortando algunas entradas a esta capital y en otros lugares del interior.

El sector de la Confederación General del Trabajo (GGT) liderada por el dirigente camionero opositor Hugo Moyano y la CGT (Azul y Blanca), del gastronómico Luis Barrionuevo, junto a otros gremios de transporte, que abarcan autobuses de larga y corta distancia, trenes (en este caso la Unión Ferroviaria no participa en la medida de fuerza), algunos gremios aeronáuticos, camiones recolectores de basura y otros se suman al paro. También lo hace uno de los dos sectores en que está dividida la Central de Trabajadores Argentinos (CTA); la que dirige Pablo Michelli, anunció que no participarán de los bloqueos.

Nuevamente los sindicatos y centrales sindicales que no participan se verán imposibilitadas en muchos casos de trabajar por la falta de transporte. Los bancarios no pertenecen a la CGT opositora, pero comparten el reclamo por el impuesto a las ganancias. En este caso será clave la adhesión de los colectivos de la Unión de Transportes Automotores que no se sumaron al paro del 27 de agosto pasado.

En conferencia de prensa, el ministro de Economía, Axel Kicillof, afirmó que el impuesto a las ganancias afecta a aproximadamente a 10 por ciento de los trabajadores, que son los que más ganan. No afecta ni a 30, ni a 40 ni a 50 por ciento de los trabajadores. Entonces, esta medida de fuerza es del resto de los trabajadores en solidaridad con los que más ganan.

Es un paro con intereses políticos en un año electoral. Hay gente que tiene salarios más elevados y hacen una contribución a los que tienen la desgracia de ser los más vulnerables. Esos recursos van para sostener la política de Estado, dijo durante una conferencia conjunta que brindó junto al jefe de gabinete, Aníbal Fernández.

Kicillof señaló que es un ataque al Estado pedir que se exima de impuesto a las ganancias, y agregó que no puede ser la causa central de un paro un impuesto que lo paga un sector muy pequeño de los trabajadores y consideró que existe una desproporción entre la naturaleza de la medida que se está tomando y lo que se reclama, la causa (del paro) será por otra cosa!

Fernández recordó que el Estado subvenciona el transporte en 70 por ciento para una buena prestación del servicio y no se cumple, y dijo que durante una reunión en la casa de gobierno se le exigió a los empresarios del transporte una discusión de calidad con los sindicatos del sector, ya que al evaluar el motivo del paro, confirmaron que sólo 10 por ciento de los empleados de la Unión Tranviarios Automotor pagan el impuesto a las ganancias.

El dirigente de la CTA oficial, Hugo Yasquy dijo que no comparte la convocatoria, porque es un paro que surgió de la iniciativa de algunos sindicatos del transporte que se organiza la misma semana en que se comienza a discutir el proyecto de ley de restatización de los ferrocarriles, lo cual representa una demanda histórica del movimiento obrero. Es absolutamente anacrónico y contradictorio

En relación al impuesto a las ganancias si bien esta CTA estima que se debe debatir a nivel de gobierno y sindicatos esta cuestión pero esto no quiere decir que nosotros nos vamos a sumar como furgón de cola a una convocatoria que evidentemente viene a contrapelo de lo que son los intereses de los trabajadores. Cualquier cosa que sea hacerle el juego a la derecha en este momento es lamentable. Le hacemos un flaco favor a los trabajadores haciendo de furgón de cola a los sectores más reaccionarios que quieren volver a convertir a Argentina en una país donde la timba financiera prevalezca sobre la generación de empleo y los salarios.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario