opp

Organización  Política  Proletaria OPP

16 dic. 2014

LA PAJA EN EL OJO AJENO…

<<A casi veinte años del inicio del feminicidio en Ciudad Juárez y en México, lejos de ser objeto de reflexión y, sobre todo de acción eficaz, el asesinato impune de mujeres y niñas prosigue a la par que se trivializa, descontextualiza y manipula. Lejos de intentar un balance crítico de lo que implican cientos  o miles de casos de impunidad criminal, del costo personal y social que significan tantas muertes violentas, tanto dolor y tantos esfuerzos de familiares y vecinas por lograr un poco de justicia y verdad, hay quienes apenas parecen asomarse al horror de estos crímenes y disertan sobre ellos como si nadie, nunca, los hubiera analizado.  Otros, a cambio, se  escandalizan a voz en cuello por la impunidad reinante, no en el país, sino sólo en cierto estado o en ciertas regiones, como si el resto de la cornucopia fuera un oasis de igualdad de género y justicia para todos….

Preguntarse apenas en el 2012 por las posibles causas de esta violencia misógina sin considerar expresamente los años y años de impunidad,  las exigencias de verdad y demandas de justicia, sin reconocer los riesgos  que han estado dispuestas a correr las madres y hermanas de las jóvenes asesinadas, disertar sobre esa violencia sin exigir a la vez un sistema de protección  a defensoras de derechos humanos, no es sino contribuir a la política de simulación con  la que el Estado mexicano, la clase política y parte de la academia y de la sociedad , han respondido a este enorme problema social.  Negar, como también se ha hecho, desde cierta academia y cierto feminismo, la importancia de los asesinatos abyectos de mujeres y niñas, so pretexto de que en Ciudad Juárez mueren muchos más hombres, es contribuir al ocultamiento que año con año han promovido los gobiernos estatales, municipales y federales. Cuando se insiste en el feminicidio, no se trata de establecer una macabra competencia entre víctimas de uno y otro sexo; se trata, por el contrario, de entender las causas de cada uno de estos crímenes, en sus distintas fases,  para exigir justicia para todos,  y buscar las soluciones o medidas de reparación y no repetición , adecuadas para cada caso. Que las oleadas de violencia  azoten  la frontera norte y otras zonas del país, no significa que sea imposible analizarla y entenderla; se requiere hacer distinciones para lograrlo.

Por demás frustrante ha sido para familiares y ciudadanos mantener el dedo en la llaga, pese a  la indiferencia oficial.  Por demás doloroso, para las madres de Ciudad Juárez y Chihuahua, del Estado de México y Morelos, preservar la esperanza de obtener algo de verdad, ante tanta impunidad, tanto maltrato, tanto agravio repetido. Por ello y por simple solidaridad con las víctimas de esta violencia atroz,  resulta francamente  ofensivo  que, en medio la batalla de lodo electoral, el feminicidio se use como un proyectil más entre partidos que son, ambos, responsables de la impunidad y de la misoginia predominantes en este país.(…)>> 


Texto de la Dra. Lucía Melgar, publicado el 29/04/2012 en el blog: Espejos Laterales

No hay comentarios:

Publicar un comentario