opp

Organización  Política  Proletaria OPP

22 ene. 2014

Si las tarifas llegan a bajar, no será antes de 5 años, prevé

La reforma energética no reducirá las tarifas de electricidad y de gas natural durante este sexenio, por lo que el gobierno federal está creando una expectativa que no será fácil de cumplir en relación con sus beneficios en los bolsillos de los mexicanos, afirmó este martes el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (Imef).

El organismo privado negó que el gobierno federal engañe a la población, al informarle que las tarifas de electricidad y de gas natural se reducirán con la reforma energética, pero es importante señalar que, si llegan a bajar, esto no ocurrirá antes de cinco años, afirmó el Imef.

Aun cuando la reforma y todo el andamiaje legal y operativo se implemente tal y como se planteó bajo el dictamen aprobado en el Congreso, esto no es sinónimo de una mejora automática en tarifas del sector público, indicó el presidente del organismo, Daniel Calleja Pinedo.

Sostuvo que las tarifas de electricidad en un mercado competitivo empezarían a mostrar reducciones a partir de la inversión en nuevas plantas de electricidad, pero considerando que la planeación y construcción de estas instalaciones lleva de cuatro a cinco años como mínimo, no podemos esperar que las tarifas bajen antes de un lustro.

En una conferencia de prensa, el presidente del Comité Técnico Nacional de Infraestructura del Imef, José Antonio Aguilar Bueno, afirmó que tardará mucho tiempo que bajen las tarifas de electricidad y de gas natural.

Explicó que el precio del gas natural no se fija en México sino en Estados Unidos, y las tarifas de electricidad se basan en los costos de ese energético. Entonces, el precio del gas natural no va a cambiar en los siguientes años.

Además, si se llegan a instalar más plantas de electricidad para ampliar la oferta, estas comenzarían a operar al menos en cuatro o cinco años a partir del comienzo de su construcción, sin tomar en cuenta el proceso de trámites y permisos, aclaró.

Otro factor que contribuiría a la baja de las tarifas eléctricas es un cambio tecnológico en la generación de electricidad, pero no vemos un escenario de este tipo al menos durante los próximos cinco años, afirmó. El directivo descartó que los anuncios gubernamentales a favor de la reforma energética constituyan un engaño o aseveraciones a medias. Yo no diría que es un engaño. Si cumple (la reforma energética) como se plantea en el Congreso, sí se va a dar (una baja en las tarifas), pero el asunto es el plazo. No es que no se pueda cumplir (con las expectativas), pero el plazo es importante, insistió.

En otro asunto, el vicepresidente del Imef, Jonathan Heat, sostuvo que el régimen fiscal aprobado para este año tendrá efectos recesivos que mermarán los ingresos de los hogares mexicanos. Añadió que el índice de inflación afectará a los consumidores en el primer trimestre, aunque tenderá a disminuir hacia la segunda mitad de 2014.

FUENTE: La jornada 



No hay comentarios:

Publicar un comentario