opp

Organización  Política  Proletaria OPP

22 ene. 2014

‘‘Órale cabrones, no tengan miedo’’, retan los comunitarios

Decenas de integrantes de los grupos de autodefensa tomaron la tarde de este martes las comunidades La Cancita y El Carrizo, en este municipio de Tierra Caliente colindante con Apatzingán. Al cierre de esta edición estaban por entrar a La Cofradía, pero mantenían enfrentamientos con integrantes de la organización delictiva Los caballeros templarios, que se atrincheraron para impedirles el paso.

A las 15 horas, unas 20 camionetas de las autodefensas ingresaron sin mayor resistencia a La Cancita, población de menos de 500 habitantes ubicada a 10 kilómetros de Úspero. Cuatro kilómetros adelante, en el poblado El Carrizo, los comunitarios se dispersaron, ya que detectaron a por lo menos dos punteros o halcones de los templarios, quienes los vigilaban.

Los informantes huyeron hacia un cerro; uno abandonó su motocicleta y el otro tiró su arma y un radio. En la parte alta de La Cofradía había otros delincuentes armados.

Por la radio, los comunitarios retaban a los templarios para que les hicieran frente. ‘‘Órale, cabrones, no le tengan miedo al topón; vamos a ver si es que son tan cabrones como presumen’’. La respuesta también fue provocadora: ‘‘Aunque vengan acompañados del gobierno a nosotros nos la pelan, hijos de la chingada’’. Los autodefensas respondieron que andaban solos.

Después de unos minutos, los templarios transmitieron en la radio un narcocorrido que enaltece la figura de ese grupo. ‘‘Casi siempre la ponen, es como su himno’’, dijo un comunitario. La lucha verbal duró más de media hora.

Al final de la calle de El Carrizo, en el puente que separa la pequeña población con La Cofradía, los delincuentes cruzaron un camión revolvedor de concreto para evitar el paso de los comunitarios. A unos metros, éstos hicieron una barricada con varios vehículos y se distribuyeron a ambos lados de la carretera para enfrentar el ataque inminente.

A las 17 horas, Los caballeros templarios lanzaron una granada lejos de donde estaban los comunitarios. A los pocos minutos se escucharon disparos provenientes de la parte alta del cerro donde estaban los templarios, al igual que los integrantes de las autodefensas que respondieron con ráfagas de cuernos de chivo y R-15. Escopetas y pistolas también comenzaron a detonar.

Aunque la población de El Carrizo prácticamente ya había sido desalojada, dos camionetas rezagadas salieron de prisa. En Úspero y La Cancita se encontraban tres familias a bordo de sus vehículos; pretendían ir a su casa en La Cofradía. Los mismos comunitarios que hacían guardia en estas localidades les pidieron que fueran a otro sitio, porque allá había un enfrentamiento.

Vecinos de Úspero comentaron que este pueblo, ubicado al borde de la carretera Cuatro Caminos-Apatzingán, fue tomado pacíficamente hace una semana, pero sabían que la presencia de los templarios era mayor en La Cofradía.

Durante dos horas se escucharon disparos en ese lugar y ahora los comunitarios están en espera de tomar La Cofradía, aunque saben que en el transcurso de la noche puede haber una emboscada. No hay informes sobre bajas o lesionados; de hecho no se encontraban cerca del lugar de la batalla ni militares ni policías federales.

Estanislao Beltrán, coordinador de las autodefensas, mencionó que los enfrentamientos llevan más de tres horas, luego de que los comunitarios decidieron avanzar a Apatzingán. Dijo que de su parte no hay bajas. Hace apenas unos días las guardias civiles ocuparon La Huerta. ‘‘No sólo vamos a tomar Apatzingán, sino cualquier lugar donde se encuentren los templarios’’, afirmó el llamado Comandante Cinco.

Al cierre de esta edición, la Secretaría de Gobernación rechazó que la balacera en la comunidad La Cofradía, municipio de Parácuaro, haya sido un enfrentamiento. Se trató de ‘‘una serie de disparos aislados’’ y hasta anoche no había reporte de heridos ni muertos. Elementos de la Policía Federal y del Ejército se desplazaron al lugar para realizar las investigaciones.

FUENTE: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario