opp

Organización  Política  Proletaria OPP

26 dic. 2013

Granaderos destruyen el campamento de opositores de la colonia San Pedro Mártir

Con trascabo y palas mecánicas, granaderos destruyeron el campamento Ixtliyólotl, ubicado en el kilómetro 19 de la carretera federal México-Cuernavaca, donde hace dos años se instaló un plantón de ciudadanos de San Pedro Mártir, en la delegación Tlalpan, para impedir la apertura de una gasolinera, que ayer, con el apoyo de la fuerza pública, comenzó a dar servicio, a pesar de contar con permisos irregulares.

De acuerdo con el testimonio de los vecinos, un contingente aproximado de 500 granaderos llegó poco antes de las seis de la mañana para derribar el campamento, lo que alarmó a la población, que se arremolinó en el lugar para evitar sin éxito dicha acción.

Los policías se desplegaron alrededor de la gasolinera y mantuvieron encapsulado a un grupo de alrededor de 30 personas, prácticamente durante todo el día. En el transcurso de la jornada, hubo momentos de tensión y empujones, sin que pasara a mayores.

Apenas el pasado 7 de diciembre, luego de una larga batalla legal, los habitantes de San Pedro Mártir lograron el amparo 777-2013, otorgado por el juzgado décimoquinto, contra la última resolución del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal (TCADF), emitida el 28 de noviembre, que favorecía a los dueños del corporativo Corpogas.

Alfredo Odilón Flores Alcántara, integrante del movimiento ciudadano en contra de la gasolinera, explicó que en dicho recurso se pide al TCADF que dicte una nueva sentencia apegada a derecho, y exija la clausura y demolición de las instalaciones del establecimiento mercantil.

Tal parece que en esta ciudad y el país la justicia está de lado de la gente del poder y del dinero, lamentó, tras expresar que las autoridades de la delegación Tlalpan se deslindaron de este operativo.

A su vez, Israel Ballesteros, habitante del poblado, indicó que sorprende esta acción del gobierno capitalino, pues han documentado cada una de las irregularidades cometidas por la empresa Corpogas en su intención de instalar la gasolinera.

Los inconformes aseguraron que no sólo se incumple con distintas normas, como la falta de uso de suelo, sino también se pone en riesgo la vida de los habitantes de San Pedro Mártir, al ubicarse las viviendas muy cerca del negocio, sin respetar el margen que se requiere.

También se necesita de un carril de desacelaramiento para el acceso a la gasolinera, lo que a decir de Banobras, no es factible ni técnica ni operativamente, por ubicarse en una curva, explicaron.

Fuente. La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario