opp

Organización  Política  Proletaria OPP

29 abr. 2013

Maestros arman la ‘Revolución’


El mensaje fue claro, y la amenaza también. No se detendrá la disidencia magisterial y la posibilidad de un paro nacional, que podría iniciar el próximo 17 de abril,  junto con el aumento de protestas a lo largo del país, sigue en la mesa.

Con el calor de medio día marcharon ayer en la capital del país aproximadamente 500 maestros miembros de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) para manifestar, una vez más, su inconformidad y rechazo a la reforma educativa, que aseguran atenta contra sus derechos.

Maestros provenientes de toda la república, Morelos, Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo,  salieron del emblemático Monumento a la Revolución. Como objetivo el Palacio de Justicia en San Lázaro, donde hicieron entrega de más de 50 mil amparos para la abrogación de la reforma aprobada ya por 20 estados.

En febrero pasado, la CNTE habría ya entregado la primera ronda de amparos, y maestros afirmaron llegarán a entregar hasta 300 mil.

Después de tener una reunión con funcionarios del Palacio de Justicia, los magistrados anunciaron un “campamento informativo” en el Zócalo de la ciudad de México, el cual permanecerá hasta el próximo lunes 15, fecha límite que tienen para la entrega de amparos. 

Francisco Villalobos, secretario de organización de la Sección 22, aseguró que el sindicato sigue abierto al diálogo con Secretaría de Gobernación, pero con cautela. 

“Ya veremos hasta donde llegan los alcances de esas negociaciones”, dijo al señalar la reacción de gobierno federal y el estatal de Guerrero como contradictoria. 

Guerrero, el gran protagonista

El protagonista de la “megamarcha”  que se llevó a cabo en varios estados de la república simultáneamente, fue el estado de Guerrero donde se convocaron hasta 50 mil inconformes y enojados maestros.

Los manifestantes calificaron de “represiva” la  actitud del gobierno de Guerrero, encabezada por Ángel Aguirre, donde se han dado confrontaciones armadas entre agremiados y autoridades locales. 

“No descartamos la huelga nacional, aunque es nuestra última estancia”, dijo Juan Muñoz de la sección 18 de Michoacán con un amplificador de voz en la mano. 

“Queremos rechazar categóricamente lo que están publicando los medios locales de que el 95 por ciento de los maestros ya regresaron a clase”, indicó por su parte Tiburcio Torralvo, de la sección 14 de Guerrero.

Apartir de la ruptura de diálogo con el gobierno estatal, el gremio educativo se ha aliado con distintas organizaciones sociales y grupos de autodefensa locales, conformándose así un movimiento social plural.  

De acuerdo con Torralvo, los maestros fueron “engañados vilmente por el gobierno estatal”, al prometer defender la propuesta de contrareforma concensuada con la CNTE y luego “dio línea a que ésta no se aprobara.”

Las exigencias

El cese al hostigamiento de maestros en lugares como Guerrero
La cancelación de órdenes de aprehensión
La abrogación de la reforma a los artículos 3 y 73 de la Constitución
La defensa de las Normales
La democratización del sindicato nacional

No hay comentarios:

Publicar un comentario