opp

Organización  Política  Proletaria OPP

30 jul. 2012

Con apoyo de 200 granaderos confinan carriles para la supervía



Periódico La Jornada
Lunes 30 de julio de 2012, p. 38
Con el apoyo de alrededor de 200 granaderos se llevó a cabo ayer el confinamiento de la avenida Luis Cabrera donde se construirá una parte elevada de la supervía poniente 1.8 kilómetros de longitud, entre empujones y protestas de un grupo de personas civiles y elementos de la policía, sin llegar a la violencia ni la agresión, aun cuando algunos vecinos tiraron parte de las láminas que pusieron los uniformados, informó el notario número 97, Marco Antonio Espinoza, quien dio fe de la acción oficial.

De acuerdo con el acta levantada por el fedatario, requerido por la Coordinadora Vía Rápida Poniente para verificar la colocación de vallas metálicas que protegerán la zona –donde se construirá esa vialidad, en sustitución del puente de Magnolias, con un costo adicional de 857 millones de pesos–, 20 personas tomaron la llamada glorieta de las Quinceañeras.

Mientras la gente gritaba Marcelo despierten (sic), Contreras no se vende los uniformados avanzaron hacia los manifestantes para desalojarlos, cuando se esto se concretó cerraron el área con vallas. Mientras, varias de las personas que habían sido retiradas de la citada glorieta se quejaban de que habían sufrido una agresión, relató el notario, quien agregó al acta fotos tomadas por él.

El secretario de Obras y Servicios, Fernando Aboitiz, precisó que la intervención de la policía fue para evitar algún incidente durante el confinamiento de la obra, por la colocación de láminas metálicas, y la necesidad de hacer un cierre completo de Luis Cabrera, donde participaron mil trabajadores con maquinaria pesada. El objetivo no era agredir a la gente, y quedó certificado por un notario.

Los 30 integrantes del Frente Amplio contra la Supervía Poniente, según sus cifras, que se habían mantenido en guardia por varias semanas, fueron sorprendidos por cientos de policías que, tolete en mano, se apoderaron del camellón de Luis Cabrera a la medianoche del sábado. Sólo nueve personas lograron atrincherarse en el tramo que comprende la glorieta y fueron retenidas ahí por casi cuatro horas.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario