opp

Organización  Política  Proletaria OPP

16 dic. 2014

Por parquímetros, clausuran opositores edificio de Seduvi

Periódico La Jornada
Martes 16 de diciembre de 2014, p. 35
Habitantes de las colonias Nápoles, Roma y Condesa clausuraron de manera simbólica las instalaciones de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) en protesta por la imposición de los parquímetros en sus calles.

Durante casi dos horas, los colonos se manifestaron frente a la sede de la dependencia, para exigir a la titular de la Autoridad del Espacio Público (AEP), Dhyana Quintanar Solares, que se pronuncie en torno al punto de acuerdo aprobado el pasado fin de semana por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), mediante el cual la exhorta a detener el programa Ecoparq, que empezó formalmente el lunes de la semana pasada en las colonias Nápoles, Ampliación Nápoles, Insurgentes Mixcoac, San José Insurgentes y Extremadura, en la delegación Benito Juárez, y hacer una consulta pública respecto de si están de acuerdo con dicho programa.

Una treintena de vecinos llegó poco después de las 9 horas al edificio ubicado en avenida Insurgentes Centro, en la colonia San Rafael, en el que colocaron sellos de clausura ciudadana.

Durante el tiempo que estuvieron frente a las instalaciones de la dependencia capitalina, los vecinos realizaron bloqueos intermitentes sobre avenida Insurgentes, mostrando pancartas y gritando consignas como la calle no se privatiza, en repudio a la puesta en operación de los dispositivos de cobro en sus colonias.

Los inconformes exigieron hablar con Quintanar Solares para que se pronunciara respecto del punto de acuerdo mencionado; sin embargo, personal de la Seduvi les propuso una mesa de diálogo con otros funcionarios, toda vez que, aseguraron, la titular de la AEP no se encontraba en sus oficinas.

Los colonos rechazaron dialogar con otros funcionarios, por lo que al final se retiraron, con la advertencia de que continuarán con sus protestas hasta detener la operación de los parquímetros en sus colonias.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario